Dhanurasana: La postura del arco hacia arriba y cómo mejorarla

En mi experiencia como maestra de yoga, Dhanurasana, conocida también como la postura del arco hacia arriba, encarna una de las asanas más encantadoras y desafiantes. Esta pose emblemática no solo fortalece la espalda, sino que también estimula el sistema digestivo y ayuda a abrir el pecho, invitando a una respiración más profunda y consciente. Para aquellos dispuestos a embarcarse en este camino de mejora continua, comparto algunos consejos fundamentales. 

Beneficios de practicar esta posición

La ejecución correcta de la asana del arco hacia arriba aporta múltiples beneficios. Esta posición trabaja intensamente la región dorsal, tonificando músculos de la columna y mejorando la postura en general. Por otro lado, al presionar el abdomen contra el suelo, se masajean suavemente los órganos internos, lo cual puede mejorar la digestión. Además, fomenta la flexibilidad de los hombros y mejora el equilibrio. 

Pasos básicos para realizar Dhanurasana

Empezar con la postura del arco hacia arriba requiere paciencia y seguir una serie de pasos para su correcta realización:

  • Acostarse boca abajo con los brazos a los lados del cuerpo.
  • Flexionar las rodillas y alcanzar los tobillos con las manos.
  • Con una inhalación profunda, levantar los muslos y el pecho del suelo.
  • Mantener la posición por unos segundos y luego soltar con una exhalación. 

Errores comunes y cómo evitarlos

Un error frecuente es ejercer demasiada presión sobre los hombros, lo cual se puede evitar manteniendo estos alejados de las orejas durante la asana. Otro punto a considerar es no forzar la cadera hacia arriba, sino dejar que el movimiento fluya naturalmente a medida que la flexibilidad se desarrolla. 

Consejos para avanzar en tu práctica

Progresar en la postura del arco requiere concentración y práctica regular. Recomiendo incorporar ejercicios de flexibilidad para los hombros y fortalecimiento de la espalda. Practicar posturas complementarias como la cobra o la esfinge prepara el cuerpo para enfrentar mayores desafíos. No olvides, la consistencia es clave para cualquier avance sustancial en yoga.

 

Te sugiero integrar Dhanurasana en tu rutina regular. Recuerda que cada cuerpo es distinto, así que escuchar las señales que nos da y progresar a nuestro ritmo es esencial. Para los interesados en profundizar aún más en esta y otras asanas, mis clases de yoga están abiertas a todo aquel que desee explorar los límites de su cuerpo y mente. Únete y siente la libertad de enlazar cuerpo y espíritu con la majestuosa postura del arco hacia arriba y descubre los beneficios integrales que esta práctica aporta. 

Carrito de compra