Posturas de yoga para estirar la columna

Practicar ejercicios que favorezcan la flexibilidad de nuestra columna vertebral es esencial para mantener una buena postura y prevenir dolores de espalda. El yoga para estirar la columna ofrece un repertorio amplio de estiramientos que permiten crear espacio entre las vértebras, incrementando así la movilidad y fortaleciendo los músculos que sostienen nuestro eje central.  

Marjaryasana y Bitilasana: La secuencia gato-vaca

Comenzamos con un clásico dúo que trabaja la columna de forma dinámica. Colócate a cuatro patas, al inhalar, arquea la espalda llevando la mirada hacia el techo (Bitilasana) y, al exhalar, redondea la columna hacia el cielo, llevando el mentón al pecho (Marjaryasana). Esta secuencia facilita la circulación de fluidos en la columna y ayuda a descomprimir las vértebras. 

Adho Mukha Svanasana: La postura del perro boca abajo

Este asana no solo estira la cadena posterior de tu cuerpo, sino que también libera tensión en la columna. Desde la posición a cuatro patas, eleva las caderas hacia el techo formando una “V” invertida. Mantén tus manos firmes en el suelo y busca extender la espalda mientras tus talones se acercan al suelo. 

Uttanasana: La inclinación hacia delante

Esta postura de yoga para estirar la columna se realiza de pie, con los pies juntos. No olvides exhalar mientras te inclinas hacia delante desde las caderas, manteniendo las piernas rectas o ligeramente flexionadas. Permite que tu cabeza cuelgue naturalmente y siente el estiramiento en toda tu espina dorsal. 

Balasana: La postura del niño

Para un estiramiento suave, esta postura es excelente al finalizar tu práctica. Desde una posición arrodillada, extiende tus brazos hacia el frente y apoya la frente en el suelo, llevando tus glúteos hacia los talones. Siente cómo la longitud de tu espalda se extiende mientras te relajas en cada respiración. 

Consejos finales para tu práctica de estiramiento

Mantén la constancia en tu práctica y recuerda respirar profundamente en cada posición. Cada asana debe mantenerse por varios ciclos de respiración para permitir que la columna se estire adecuadamente. Además, es vital escuchar a tu cuerpo para evitar sobreestirar o causar lesiones.

Si deseas profundizar en las técnicas de yoga y mejorar tu postura, te invito a conocer más sobre mis clases especializadas o programas de entrenamiento que se ajusten a tus necesidades. Recuerda, la clave está en la práctica regular y en ser consciente del movimiento y la alineación corporal.

Visita mi página y descubre más sobre cómo el yoga puede transformar tu bienestar integral, y únete a nuestra comunidad de amantes del yoga para estirar la columna. ¡Cultiva un cuerpo resiliente y una mente tranquila con nosotros!

 

Carrito de compra